Marcela Corti | (54) (11) 4772-9148 | cortimarcela@yahoo.com.ar

Taller de Pintura

Clases individuales o grupales

Acerca del trabajo en el taller, acerca del arte...

Vemos en este nuevo tiempo que transitamos intentos en todas las áreas de volver a comprender al hombre como UNIDAD, ejemplo de esto es la holística aplicada a la medicina; ya no se trata a una parte enferma aislada, sino que se trabaja en relación con todos los aspectos tanto físicos, como mentales y espirituales.

El arte es una menifestación de lo universal, y así el artista se encuentra con lo escencial. Escencial como equilibrio; una obra armónica que ES por sí misma, sin necesidad de explicaciones por parte del autor. Se siente y se entiende, empieza y termina en ella misma. Algunas personas creen que en el arte “todo vale”. En este tipo de expresiones lo único que se ve es un individualismo tan exacerbado, que necesita de notas adjuntas a la obra, en el mejor de los casos, para entender que quiso decir con ella.

El arte por ser la expresión de nuestro ser, es UNICO. La orginalidad debe ser un resultado, su búsqueda como finalidad en sí misma, nos desvía de la ARMONIA. Nada más alejado de la escencia del arte que es UNIVERSAL.

Las formas puras, la geometría, la medida, el equilibrio, la armonia; expresión de la LEY que es lo fundamental de todo fenómeno y eso lo sentimos y entendemos todos. La obra de arte se debe sentir antes que pensarla. Al contemplar un buen cuadro no necesitamos saber de pintura, se siente y vibra como parte del todo universal.

Todos podemos crear. Todos poseemos el saber y el conocimiento dentro de nosotros. Un verdadero maestro nos ayuda a quitarnos las costras del mal aprendizaje y a descubrir lo que fluye incesante dentro nuestro, y una vez más que todo es de adentro hacia afuera y no a la inversa. SER PARA HACER, ESO ES ESCENCIAL; dijo J.Torres García. La obra verdadera debe ser primero en el alma y luego se manifestará en el cuadro, en lo material. Para hacer una obra de arte es necesario adquirir una técnica, PERO SE CREA a través de ella, y no por ella. La técnica es parte de nuestro intelecto que debe estar al servicio de nuestro ser completo y no que el intelecto predomine en nosotros, si así fuera los resultados serían malas copias y no creaciones.

La técnica (el intelecto) se convierte en un instrumento que usaremos para la obra, que será una manifestación del alma, una manifestación de lo universal.


De todo esto parto para la orientación en el taller, trabajando con los conceptos de estructura, composición, tono, ritmo, valor, etc. se abren las puertas de su creación interna, que comprendiendo y experimentando con estos conceptos Usted podrá traer la pintura a la manifestación. Todos podemos hacerlo, no tiene que tener ningún conocimiento previo, ni ningún “don” natural, solo una actitud observadora y receptiva al principio, que le permitirá como consecuencia, luego tomar acción directa y hacer suyo el arte.


Venga a pintar
Todos los derechos reservados Marcela Corti © 2006